Rss Feed
  1. Exhibicionismo

    miércoles, 23 de febrero de 2011

    Regalo para Julia

    Palomares pensó que algo raro estaba pasando, era su turno de ducha y Piti no le estaba metiendo prisa...eso era lo raro, ese hombre y dejarlo como su madre lo trajo al mundo a la hora de entrar al baño eran todo uno, así que por si acaso se agarró bien la toalla, no fuese a aparecer por detrás y a provocar su exhibiccionsmo...otra vez.

    --- Venga Padre, que es hora de ponernos guapos y a remojo- Piti apareció por detrás y le dió una palmada en la espalda, ante lo que Palomares se agarró mas a la toalla.
    --- Pero bueno...que poca confianza Padre...eso no puede ser.
    --- ¿Como me voy a fiar? Si en lo que te conozco a poco más y me tienes visto más veces desnudo que mi madre. Ramiro se les sumó en el camino al baño y asintió a las palabras de Palomares.
    --- Eso es verdad, pero míralo, se está reformando, ahora no te dejó desnudo.
    --- Estamos en mitad del pasillo, ¡era lo que le faltaba!
    --- No me dea ideas Padre...Palomares, te dejaste el champú, pasa para la habitación hombre, que tanto pensar en mi hace que te olvides de las cosas. Palomares miró y cayó en la cuenta de que Piti tenía razón, le dió su ropa a Ramiro y dió media vuelta para coger el champú. Al mismo tiempo que el cura daba la vuelta sus dos amigos compartieron una sonrisa malévola, entraron al baño y se vistieron rapidamente.
    --- Vale, en cuanto venga para aquí tu vas a la habitación, metes su ropa dentro y cierras con llave, yo le salgo al pasillo y llevo a cabo...el movimiento Piti,jejeje.
    --- Eres tan consciente como yo de que esta nos va a salir cara.
    --- Venga hombre, que es por animarnos un poco...

    Ramiro salió y se cruzó con Palomares:
    --- ¿Pero que haces ya vestido? ¡Eh! Ramiro---en cuanto giró y vio a Piti vestido también supo que sus sospechas eran ciertas--- ni se te ocurra Piti...ni se te ocurra...
    --- Lo siento Padre, bueno realmente no--- y con la misma tiró de la toalla y salió corriendo.
    --- ¡Piti!--- Palomares se tapó con las manos e iba a salir corriendo detrás de él, pero cayó en la cuenta de que estaba en mitad del pasillo con buena parte de sus compañeros mirándolo, así que cambio de idea y tiró para la habitación para vestirse, luego ya le haría algo a Piti, pero al querer abrir la puerta se encontró con que estaba cerrada.
    --- La madre que lo trajo al mundo... ¡¡¡Piti!!! Y salió corriendo por donde este se había ido, tapándose como podía.

    Mientras Piti había llegado a cubierta donde estaban las chicas tomándo el sol y esperaba a que Palomares lo encontrase manteniendo la toalla al otro lado de la barandilla.
    ---¿Y esa toalla?---preguntó Estela---no habrás vuelto a dejar a Palomares sin ella ¿no?
    --- ¿A Palomares? ¿sin toalla? ¿qué me estoy perdiendo?---preguntó intrigada Vilma sentándose.
    --- No me digas que no lo sabes, es imposible que no hayas visto uno de los desnudos de Palomares.
    --- Pues tía que quieres que te diga...no me voy fijando por ahí si Palomares se va desnudando.
    --- Eso es porque no lo has visto, sino te fijarías, que cuerpo el de el cura...---dijo Estela mientras giraba en la toalla.
    --- ¡Tía! Pero mira que eres bruta.
    --- Tu espera a ver al curita y me lo cuentas...

    Justo en ese momento llegó Ainhoa:
    --- Piti...mira que eres, Palomares acaba de encontrarse con mi tía Sálome, no sabe donde meterse el pobre.
    --- ¿Con Sálome? Y yo me lo estoy perdiendo...que duro es hacer bien las bromas. Las chicas rieron
    el comentario y en ese momento escucharón un grito que venía del club:
    --- ¡PEDRO GIRONÉS! ¿DÓNDE ESTAS?--- se abrió la puerta a cubierta y apareció Palomares, rojo como un tomate y tapándose como podía--- dame la toalla.
    --- Padre...que guapo está, debería tomar un poco el sol, esta un poco blanco en cierta parte trasera.
    --- ¡Piti! Ya está bien dame la toalla, acabo de encontrarme a Salóme, a De la Cuadra y a medio barco y Valeria me acaba de preguntar si no tengo ropa, ¡dame la toalla!

    Mientras tanto las chicas hablaban entre ellas:
    --- ¡Madre de Dios!--- fue lo que salió de la boca de Vilma en cuanto Palomares apareció así en cubierta.
    --- Nunca mejor dicho...¿te lo dije o no te lo dije?---apostilló Estela.
    --- Tú necesitas una ducha y fría--- se metió con ella Ainhoa.
    --- Estela necesitará la ducha pero como está este hombre...
    --- Cura, Vilma, no lo olvides.
    --- Será cura, pero menudo cuerpo....¿dónde estaba yo cada vez que vosotras veiais eso? Y más importante, ¿por qué ninguna me aviso? Egoístas --- mientras hablaba Vilma le pegó a Estela una colleja, ante esa frase Ainhoa no pudo evitar el ataque de risa.
    --- A ti el embarazo te pasa factura.

    Piti seguía haciendo rabiar a Palomares, poniendole la toalla a una distancia a la que el cura no llegaba sin tener que apartar las manos de donde las tenía, cosa que no estaba dispuesto a hacer ya que se había reunido un buen grupo en cubierta que reía la escena.
    --- Esta me la pagas Piti, esta me la pagas.
    --- Palomares vete a la habitación, vístete y luego yo te ayudo con este ---cometó divertido Ulises.
    --- Lo haría pero cerró la puerta, pero la parte de la ayuda la agradezco, ¿que le hacemos?
    --- Piti vas a acabar en el agua---comentó uno de sus compañeros detrás de ellos haciendo que se girasen y viesen casi 10 personas más allí, entre ellas alguna compañera disfrutando de las vistas, Vilma se levantó, cogió su toalla y se pusó delante de Palomares.
    --- Venga lurpias, que aquí no hay nada que ver, a mirar a otra parte, ¡¡fús!! ¡¡fús!!--- dijo dándole su toalla a Palomares.
    --- Gracias--- contestó él dándole un beso en la mejilla después de anudársela en torno a la cintura--- y tú, espera que ahora vuelvo vestido y te enteras--- añadió señalando a Piti.
    --- Palomares--- la voz de Vilma lo paró cuando abría la puerta--- que conste que te tape porque había mucha potrilla deseosa mirando, que salivaban como hienas, pero las vistas las estaba disfrutando.--- Ante eso el cura enrojeció más aun y se dió un golpe en la cabeza al pasar por la puerta.
    --- Tu métete con él, pero te has quedado medio lela por el beso--- comentó Ainhoa.
    --- Que me iba a quedar...lela me dejo su cuerpo, que hombre...
    --- A ti te pasa algo con él...

    Mientras las chicas seguían hablando Piti y Ramiro que ya había llegado intentaban adelantarse a los planes de Palomares, cuando este volvió a cubierta él y Ulises echarón a correr detrás de los otros dos para echarlos al agua. Ainhoa, Vilma y Estela se levantaron para seguirlos y ver en que acababa la cosa y la última dio por acabada la conversación diciendo:
    --- Sí, ya seguiremos discutiendo si Vilma lo mira con ojitos o no, pero el caso es que cuando yo dije que el curita estaba bueno, me tomaron por loca y ahora...
    Riendo llegarón donde estaban los chicos, Ramiro ya estaba en el agua y Piti a punto de seguirlo, dijo a la desesperada:
    --- Palomares, que eres cura, un poco de caridad cristina.
    --- En ese caso...perdona padre porque he pecado --- fue la respuesta de Palomares antes de lanzar a Piti al agua, provocando las risas del resto de sus amigos, se giró y vió a Vilma riendo, al mirarla se ruborizó de nuevo al pensar en el comentario que ella había hecho antes, pero le devolvió la sonrisa, viendo que ahora era ella la que se ruborizaba y apartaba la mirada, eso también era raro, pero ese raro le gustaba.
    |


  2. 3 comentarios:

    1. Julia dijo...

      Lo que me llegué a reír con este!
      Qué arte tienes Deb

    2. Paula dijo...

      Sabes que este lo adoro, verdad? Y el título le viene que ni pintado, aunque el pobre Pater no quiere exhibirse, lo obligan!

    3. Argen dijo...

      jjajjjaajja ainsss me encanto este fic!!!! pobre palomares!! aunq vilma bien que disfruta!! ajajaj =)

    Publicar un comentario