Rss Feed
  1. Una vida juntos

    miércoles, 23 de febrero de 2011

    Vilma giró mientras dormía y le buscó en la cama para acercarse más a él pero no lo encontraba, extendió el brazo y nada, así que abrió los ojos y se incorporó buscando en la habitación, al encontrarla desierta y darse cuenta de lo que pasaba rió, en ese mismo momento se abrió la puerta y entró Palomares meciendo al niño que iba perfectamente envuelto en dos mantas.
    --- Por fin vuelven mis chicos.
    --- Y yo que no quería despertarte--- le dijo él mientras se sentaba y le daba un beso.
    --- No te preocupes, este enano me tiene programada para despertar sobre esta hora--- mientras hablaba cogió al bebé que se había espabilado al reconocer la voz de su madre --- Hola glotón, ¿qué? ¿con hambre en mitad de la madrugada?
    --- Y tanto que tenía hambre---contestó Palomares mientras entraba al baño- pero preferimos no despertar a mamá y tirar de biberón, es que ni él ni yo queríamos aguantar tu mal humor por la mañana,je. A la vez que la puerta del baño se cerraba la almohada se estampó contra ella.

    --- Mal humor dice...¿Y tú que haces entre tanta manta? Tu padre te quita por ahí como si fueses un rollito de primavera--- el niño reía mientras Vilma le hacía cosquillas en la tripa- aunque yo creo que son sus reminiscencias de castidad, míralo, él sale todo vestido para llevarte a la cocina...
    --- Solo me puse los pantalones y porque hace frío, que por eso le puse dos mantas y tu---dijo mientras se metía debajo de la ropa y tiraba de la colcha para taparla bien a ella---eres una persona que lleva muy mal que se metan con su mal humor. Según acabo la frase ella le golpeó otra vez en el brazo--- Y además eres muy violenta he de añadir, así luego este reclama la comida a voz en grito, sacó tu carácter.
    --- ¡Pero bueno! ¿Qué pasa? ¿Que de mi saca todo lo malo? Hay q jode...fastidiarse.
    --- Claro...y de mi las buenas costumbres--- siguió picándola--- mira que tranquilito duerme--- mientras lo decía señalaba al niño que se había quedado dormido en su pecho mientras Vilma le acariciaba la espalda.
    --- Claro, claro, esperemos que no coja todas tus costumbres o tenemos entre nosotros al primer pastor del nuevo mundo---masculló Vilma mientras se acomodaba a su lado, apoyó la cabeza también en su hombro mientras miraba para su hijo y él la abrazó con su brazo izquierdo mientras la mano derecha se sumaba a la de ella en la espalda del niño para evitar que resbalase. Palomares casi se había vuelto a dormir cuando la escuchó:

    ---Andrés...
    --- ¿Qué pasa?---le preguntó acariciando su espalda.
    --- No se si soy una buena madre...Déjame acabar---lo cortó al ver que iba a interrumpirla--- míralo, no tiene chupetes, sus dos únicos biberones son de muñecas de Valeria, su cuna son dos cajas de la doctora Wilson que arreglasteis....y sé que hacemos todo lo posible para que sea un niño feliz, y lo es--- esto lo añadió sonriendo al ver como el niño dormía placidamente con una manita metida en la boca--- pero me siento mal porque a veces me alegro de que las cosas sean así, porque sino no te tendría a ti.
    --- Vilma a mi me tendrías igual---le dijo mientras la obligaba a mirarlo.
    --- ¿Ah sí? ¿Te habrías enamorado de mi en dos meses? O menos, porque en condiciones normales yo habría acabado en un hospital en puerto a los dos días.
    --- Y yo te habría acompañado, te lo dije, que iba a estar contigo como si fuese tu San José---Vilma abrió la boca dispuesta a protestar pero Palomares no la dejó--- ahora me dejas acabar a mi, nos habría costado más o menos, hubiera sido más o menos difícil pero Vilma, yo me estaba enamorando de ti a los dos días, no pude evitarlo, y lo intente, lo sabes, pero lo que siento por ti es más fuerte que cualquier otra cosa. No quiero, ni querría estar en otro sitio que no fuese con vosotros dos, sois mi familia. Me lo diste todo, me diste tu corazón y a un hijo; siempre acabaría por elegirte a ti, por elegiros. Vilma sonrió con los ojos llenos de lágrimas y lo besó.
    --- Mira que eres ñoño a veces---rió volviendo a apoyarse en él.
    --- Lo que tu quieras, pero estas enamorada del ñoño.
    --- Calla, que arruinas mi reputación.

    Palomares rió y le dio un beso en la frente mientras la pegaba más a él y se aseguraba de tener al niño bien sujeto, Vilma los miró un momento antes de cerrar los ojos y pensó en lo paradójica que era la vida a veces, hacía poco más de un año el mundo había acabado, y ahora su mundo, todo su mundo estaba en ese camarote, cerró los ojos y sabiendo que él aun no dormía murmuró antes de quedarse dormida ella:
    ---Yo también te quiero.
    |


  2. 7 comentarios:

    1. syl dijo...

      Ay por Dios!!! Que cosa más linda!!! Solo decirte que quiero más, por supuesto y que este sería el final perfecto para esta parejita!! ;)

    2. lara91 dijo...

      hola, 123 Probando a ver si me sale

    3. lara91 dijo...

      ya me sale... que bien, ya estoy en linea chicas

    4. Julia dijo...

      Este sería un precisisimo final (L)

    5. Paula dijo...

      Yo también estoy enamorada del ñoño! Precioso Deb :)
      (Por cierto soy Paola, que tengo dos cuentas y me he hecho seguidora con esta que es la que utilizaba para la uni xDxD)

    6. Débora dijo...

      Gracias chicas!!! Lo bueno es que nos hicieran caso...(Sí, acabo de descubrir donde estaban los comentarios...) Las 5 estamos enamoradas del noño Pao!!

    7. Argen dijo...

      que bonito!!! =D

    Publicar un comentario