Rss Feed
  1. Por casualidad, epílogo

    viernes, 15 de abril de 2011

    Andrés miró el reloj y no pudo evitar sonreír nervioso, Vilma estaba a punto de llegar y no se esperaba lo que le tenía preparado, su aniversario había sido hacía un mes, pero les había sido imposible celebrarlo en condiciones, así que habían decidido cambiarlo, en vez de agosto lo celebrarían en septiembre, Vilma había dicho que con la celebración en Perú había sido suficiente, pero él tenía el regalo preparado desde hacía meses, así que la había convencido; el sábado era el día que habían empezado a salir juntos, porque según palabras de Vilma: esto se cuenta desde el concierto porque lo digo yo y punto, así que ella no esperaba que su regalo fuese a empezar el viernes.
    Estaba esperándola como siempre al final de la calle, los viernes salía antes de la Escuela de Idiomas y él no tenía clase así que tenían la tarde para los dos, vió como las puertas se abrían y la gente empezaba a salir, y pudo distinguir como una cabellera rubia se dirigía hacia él, daba igual que hubiese pasado más de un año desde que se conocían, seguía sonriendo como un tonto cada vez que la veía, aunque podía decir por el paso que llevaba que no venía contenta, antes de que pudiese seguir pensando que le pasaba o no su movil sonó.
    --- ¿Sí?
    --- Hermanito del alma--- escuchó la voz de Miguel al otro lado y solo por ese saludo sabía que algo malo pasaba.
    --- Miguel ¿qué pasa? Y por Dios te lo pido dime que no le pasa nada al coche.
    --- A ver...el coche es un término muy amplio...a la que le pasa algo es a la rueda derecha, de alante para más datos.
    --- ¡Miguel! Es que lo sabía, sabía que no tenía que dejar que te llevases el coche hoy, ¿y ahora qué hago?--- Vilma estaba llegando a donde estaba y él estaba histérico, sin coche no podría haber sorpresa, bueno siempre podrían ir en tren o en autobús...sentía ganas de pegarle con algo a Miguel.
    --- A ver tranquilidad, solo pinche, el problema es que no tenía rueda de repuesto, pero viene papá para aquí, me ayuda a cambiarla y llevamos el coche para casa; dad un paseo tranquilo hasta aquí y y ya está --- A la vez que Miguel acababa de explicarse Vilma llegó a donde estaba Andrés, él pasó un brazo por sus hombros y la acercó a él para darle un beso en la cabeza y seguir escuchando a su hermano, señaló el teléfono y ella asintió, tenía cara de enfado y los brazos fuertemente cruzados sobre la carpeta pero se quedó mirando para él pacientemente.
    --- Bueno, entonces hacemos así, y recuérdame que te mate un día de estos que tenga tiempo.
    --- Mira que eres violento, ibas para cura tienes que ser más pacífico, ¿me oyes?--- preguntó al no obtener respuesta de Andrés que estaba negando con la cabeza ante las ya típicas bromas de su hermano respecto a su casi ingreso en el seminario--- ¡¡¡Cura!!!--- gritó Miguel, al alzar el tono de voz Vilma lo escuchó y le quito el teléfono a Andrés de la mano:
    --- Adiós Miguel--- sin darle tiempo a responder colgó el teléfono, ante la risa de Andrés.

    --- ¿Qué te pasa?--- se agachó para darle un leve beso a modo de saludo, fue solo un roce y siguió hablando--- ¿algún pr...?--- Andrés no pudo acabar la frase porque Vilma le devolvió el beso con ganas, llevó una mano a su cuello y lo usó de agarre para mantenerse de puntillas, Andrés no se lo esperaba y dió un paso atrás para recuperar el equilibrio, y su espalda acabó contra la pared de uno de los edificios, la insistencia de la boca de Vilma en la suya y la manera en que se cogía a él hizo que se olvidase de todo y pronto estuvo perdido también en el beso, se le olvidó que estaban en mitad de la calle y que seguramente los compañeros de Vilma estarían pasando delante de ellos, se le olvido todo; llevó una mano a su mejilla y la acercó más a él, haciéndose él con el control del beso, Vilma soltó la carpeta para poder asirse a él con las dos manos, esperando lo que sabía que venía, el otro brazo de Andrés bajó a su cintura y la aúpo para evitarle que hiciese ella toda la fuerza; Vilma rompió el beso derrepente, lo miró a los ojos y volvió a besarlo, está vez Andrés ya se la esperaba y respondió en el mismo instante, era un beso apasionado, ansioso, de no haber estado en mitad de la calle los dos sabían que lo habrían llevado más allá; pasaron un par de minutos hasta que ella se separó de él y dijo:
    --- Hola--- lo acompañó con una sonrisa que inundaba toda su cara.
    --- Hola--- le dijo él tomando aire y agachándose para coger la carpeta que estaba abandonada en el suelo--- que conste que no me estoy quejando pero ¿a qué vino semejante beso?
    --- A nada--- le contestó ella echando a andar, con el brazo de él sobre sus hombros--- hace un par de días que no te veo, mañana celebramos nuestro aniversario...
    --- ¿Y?--- continuó él sabiendo que había algo más.
    --- Y aquella estúpida de allí alante necesitaba que le dejase claritas un par de cosas--- estalló Vilma señalando a una chica morena que iba unos pasos por delante de ellos.
    --- ¿Sólo me besas así para marcar territorio?--- preguntó haciéndose el ofendido, Vilma lo golpeó con la carpeta antes de contestarle:
    --- Creo que te beso así amenudo, pero sin gente, pero tranquilo que si quieres no te toco--- Andrés se agachó para susurrarle al oído:
    --- Sabes que me encanta que me toques, así y de todas las maneras--- Vilma sintió un escalofrío recorrer su espalda, él se incorporó y volvió a hablarle en un tono normal--- ¿qué pasó?
    --- Estabamos en clase solos, porque los de primero tenían exámenes y el profesor llegó tarde, así que como tenía las fotos me puse a enseñárselas a Carlota, y derrepente el zorrón de Estela, la chica nueva....

    Vilma estaba sentada en la mesa de Carlota pasándole fotos, las había recogido antes de entrar a clase y casi no había tenido tiempo de verlas, Andrés y ella habían pasado el verano en Perú como voluntarios en una ONG y había sido una experiencia increíble y ver las fotos la hacía recordar todo lo que habían vivido allí, incluída la mini-celebración de aniversario que habían tenido, la cena improvisada, el lago...sacudió la cabeza para volver al presente y siguió comentando las fotos con su amiga:
    --- ¿Y está?--- preguntó Carlota, en la mano tenía una foto de Vilma y Andrés tumbados en una sábana al lado de un lago, los dos sonreían a cámara, Vilma medio escondida en el hueco del cuello de él, pero la razón por la que Carlota se reía era porque su amiga llevaba puesta la camiseta de su novio y aunque solo se veía hasta los hombros de los dos, se podía ver un montón de ropa al lado de ellos.
    --- Esa--- dijo Vilma arrebatándole la foto de la mano--- es la razón por la que tienes que estarte quietecita esperando a que yo te pase las fotos.
    --- Parece que os dio tiempo para todo ¿eh?--- preguntó Carlota levantando las cejas, Vilma se acercó y le soltó una colleja antes de seguir comentando las fotos; Carlota tenía en la mano una de Andrés rodeado de un montón de niños, habían estado jugando al baloncesto y Andrés y la mitad de los niños estaban tan solo en pantalón, Vilma señalaba a los niños diciendo sus nombres y contando anécdotas cuando escuchó que hablaban detrás de ella:
    --- ¿Es tu hermano? Porque yo quiero que me lo presentes, y pronto, cuantas cosas le hacía yo a este chico--- se giró para encontrarse con Estela, conocía a la chica desde hacía un par de semanas y le había parecido simpática, hasta ahora.
    --- No, no es mi hermano--- contestó Carlota que se había dado por aludida.
    --- Bueno con que lo conozcais me llega, que guapo es...y que cuerpo...--- Vilma tenía los ojos desorbitados y estaba a punto de lanzarla por la ventana, ya no era solo lo que estaba diciendo, era el tono en que lo hacía--- y menudas manos, como las use bien...
    --- Creeme, lo hace--- le soltó ya cansada--- es mi novio.
    --- Bueno....yo no soy celosa, podemos compartir--- Carlota había tenido que sujetar a Vilma para que no saltase encima de Estela que se alejo de allí guiñándole un ojo, el resto de la clase lo había pasado intentando no matarla, ya que veía como su cabeza se inclinaba para intentar seguir viendo las fotos.
    La gota que había colmado el vaso fue a la salida, Vilma se estaba despidiendo de Carlota cuando Estela pasó al lado de ellas:
    --- ¿No viene tu novio el guapo a buscarte? Una pena, yo que quería saludarlo, para darle la oportunidad de cambiar de idea.

    --- ¿Te dijo eso?--- preguntó Andrés cuando Vilma acabó de contarle.
    --- Sí, con esas mismas palabras, la mataré cuando nadie me vea. Y tú cuando vengas a buscarme a metros, si la ves llegar escapa.
    --- No te preocupes--- le dijo él dándole un beso en la cabeza--- prefiero a las rubias --- Vilma rió ante el comentario y le sonrió, Andrés la cogió de la mano y aceleró el paso para llegar al semáforo pero no llegaron a tiempo y les tocó esperar allí, Vilma sintió como su estómago se revolvía al ver al lado de ellos a Estela, que la reconoció y sonrió, estaba a punto de hablarles cuando Andrés giró dándole la espalda por completo y cogió la cara de Vilma entre sus manos para besarla, fue un beso lento, tierno, Andrés se tomo su tiempo para besarla y saborear cada momento, cuando se apartó de ella dejó un beso en su nariz.
    --- ¿Sabías que estaba detrás verdad?--- le preguntó Vilma con un susurró.
    --- Cuando te miro a ti no veo a nadie más--- le contestó asegurándose de que la persona que estaba detrás de él lo escuchaba sin problemas, y bajó la voz para decir hablarle solo a ella--- pero sí, sabía que estaba ahí --- Vilma se echó a reir, el semáforo se puso en verde y ellos cruzaron cogidos de la mano de nuevo.

    Estaban llegando a casa de Andrés y él se estaba divirtiendo bastante, Vilma iba caminando de espaldas, mirándolo a él e intentando adivinar cual era la sorpresa que tendría al día siguiente, estaba cerca de adivinarlo, claro que las pistas que le estaba dando no eran sobre la verdadera sorpresa; le encantaba verla así: feliz y riendo; mientras ella repasaba mentalmente sus pistas él recordó a aquella chica de la que le había hablado hace un rato, no se acordaba de su nombre...Estrella era; Vilma había tenido razón, por supuesto que sabía que Estrella estaba detrás de ellos en el semáforo, de hecho había hecho por llegar hasta allí y que ella los viese; desde lo que le había pasado con Raúl Vilma se había vuelto muy insegura, y aunque a lo largo de ese año ellos no habían tenido problemas así sabía que le dolían ese tipo de insinuaciones; le removían todo lo que había pasado y no le gustaba ver como sus ojos se volvían tristes al rememorar todo aquello y la remota posibilidad de que volviese a pasarle; lo habían hablado cientos de veces, y ella confiaba en él a ciegas y él lo sabía, pero le había quedado un miedo que no podía controlar, y que en momentos como el de esa tarde la hacían sentirse insegura; por eso él había hecho lo que había hecho, porque necesitaba verla sonreír como estaba haciendo en ese momento.
    --- Entonces recapitulemos--- dijo Vilma contándo con los dedos de una mano, era él quien llevaba su carpeta--- se que hay spaguettis y se que tiene que ver con como nos conocimos pero no de la misma manera, una muy distinta, y se que hay un teatro, ¿me equivoco Andrés Palomares al pensar que me vas a llevar a cenar al italiano que abrió nuevo en el centro y luego a un musical?--- preguntó parándose delante de él y echándole los brazos al cuello.
    --- No pienso decirte nada--- le dijo deshaciendo su agarre y echando a andar de nuevo.
    --- Andréees--- protestó ella, él se giró para mirarla y reír ante su compartamiento y cuando volvió a mirar al frente, allí, a cinco pasos de él estaba María. Poco faltó para que la carpeta de Vilma cayese al suelo, hacía más de un año que no veía a María, y se la encontraba allí, a medio minuto de su casa y el día que celebraba su aniversario con Vilma.
    --- ¡Andrés!--- antes de que le diese tiempo a reaccionar María había llegado hasta él y lo estaba abrazando--- Cuanto tiempo sin verte, me pasé por tu casa a mediados de verano pero me dijeron que no estabas, ¿otra vez con una ONG? ¿Perú no? Eso me dijo tu madre, porque Miguel me dijo que estabas de intercambio con un seminario en Nepal y ya no volvías, tu hermano y sus bromas---añadió riendo.
    --- Eh sí...ya sabes como es--- Andrés giró y vió que Vilma miraba a María intentando encuadrarla dentro de su cabeza, como si le sonase de algo pero no cayese en la cuenta, quiso presentarlas antes de que Vilma se diese de cuenta por si misma pero María siguió hablando si darle tiempo a decir más, y sin despegarse de él:
    --- ¿Y cómo volviste a irte fuera este verano? Cuando me entere de que habías dejado el seminario quise venir a hablar contigo, pero ya no estabas, me tenías que haber llamado, para ponernos al día e intentar arreglarlo.
    --- Eh María es que...
    --- Hola--- interrumpió Vilma poniéndose a su lado y sin saber muy bien de que iba todo aquello y porque una chica saltaba sobre su novio en mitad de la calle, había pasado el día sin matar a Estela, pero el mundo la seguía poniendo a prueba.
    --- Ai hola, no te había visto, ¿eres amiga de Andrés?--- Vilma no tenía nada en contra de aquella chica, a excepción de que no mantenía las distancias mínimas de cortesía con Andrés pero le estaba cayendo muy mal:
    --- Soy Vilma la...
    --- Ah pues no te conocía, compañera de facultad supongo, yo soy María, su ex-novia y bueno ya se verá...--- la boca de Vilma se abrió a la vez que María le plantaba dos besos en la mejilla y volvía a cogerse al brazo de Andrés, en ese momento él decidió que ya era más que suficiente, a la vez que pensaba como había sido capaz de aguantar la capacidad de su ex-novia de hablar tanto y tan seguido; retiró el brazo de las manos de ella y pasó el izquierdo por la cintura de Vilma:
    --- No, no es una compañera de facultad, es Vilma, mi novia --- Vilma sonrió y saludo a la chica con la mano, intentado ser lo más educada posible.
    --- Ah pues...encantada, no sabía que tenías novia, aunque claro también me enteré hace dos meses de que no eras cura--- dijo intentando que sonase como un chiste, Vilma iba a hablar pero ella volvió a adelantarse--- ¿Y cómo llevas que te abandonase en verano por irse? Fastidia ¿no es verdad? Aunque claro, con tu edad sin permiso de tus padres supongo que no pudiste.
    --- Pues la verdad es que nos fuimos juntos--- le dijo Vilma--- y estoy deseando repetir en otro ocasión, y ya hace tiempo que cumplí los 18, si te deja más tranquila.
    --- ¿Fuiste con él? Yo no fui capaz, como llevábamos tanto tiempo juntos pensé que no pasaba nada por pasar un verano separados, pero bueno, me equivoque, fuiste lista llevando poco tiempo...
    --- Mira tu que casualidad que estamos celebrando hoy nuestro aniversario--- la cortó Vilma esta vez, Andrés miró a Vilma y supo que su sonrisa no traía nada bueno, aunque María se lo estaba ganando por la mano.
    --- ¿Un año? Entonces te conoció antes de entrar al seminario y todo, ¿no llegaste a entrar?--- preguntó María confundida.
    --- Culpable de eso--- dijo Vilma levantando las manos.
    --- Y yo pensando que si cambiabas de idea me llamarías--- dijo María en un claro tono de reproche.
    --- Sabes que tu y yo rompimos por más cosas que eso, no tenía sentido llamarte por mucho que hubiese cambiado de vida.
    --- Ya lo veo, yo no soy lo suficiente para competir con Dios, pero esta sí--- Andrés apretó la cintura de Vilma para calmarla y que no saltase ante la provocación de María.
    --- Es mucho más que eso, pero si insistes en ponerlo así, sí.
    --- No me lo puedo creer, tu y yo estuvimos juntos tres años, tres años y me dejaste porque en dos meses la vida te cambio, menudo cambio fue ese si a los dos días volviste a cambiar de idea por esta, si en tres años yo...
    --- En tres años tú la cagaste tía--- le dijo Vilma sin poder estar callada más tiempo--- y si aún ahora no eres capaz de entender lo que ese viaje supuso para él creo que no tengo que decirte donde fue que la jodiste --- María la miró y después de unos segundos sonrió, y Vilma confirmó lo que sabía por sus cuñados, era una falsa de cuidado.
    --- Tienes razón, esto no viene a cuento, perdonad. Bueno pues espero que para celebrar el aniversario no te lleve a cenar a un italiano, o a un musical, que ya sería repetirse --- nuevamente rió al acabar la frase y Vilma hizo uno de los mayores esfuerzos de su vida para que su expresión no cambiase un ápice:
    --- No, eso tengo que seguro que no es, soy alérgica a la pasta y además me mandó preparar la maleta, así que supongo que es algo distinto. Anda, Miguel y tu padre, dejo que os despidais ¿vale?--- se soltó de Andrés y cruzó la calle hasta donde Miguel y el padre de Andrés habían aparcado.
    --- Vilmita--- saludó Miguel--- ¿con quién está hablando mi hermano?--- Vilma esperó a saludar al padre de Andrés con dos besos y a que este entrase en el portal para apoyarse en el coche y contestarle:
    --- Con María.
    --- ¿¡Qué?! No, no, no, le dije que estaba en Kenia o por ahí.
    --- Nepal, le dijiste Nepal.
    --- En el quinto cuerno, que viene siendo lo mismo; joder que pesadez de mujer ¿qué tal con ella?
    --- ¿Te lo resumo? Yo no soy nada y ella es todo--- le dijo Vilma viendo como María acariciaba la mejilla de Andrés.
    --- Será gilipollas--- murmuró Miguel.

    Mientras tanto María seguía hablando con Andrés como si nada hubiese pasado, hasta que él la interrumpió:
    --- ¿A qué vino eso?--- le preguntó apartando la mano de ella de él con un movimiento seco.
    --- ¿Lo qué? Solo estaba hablando tan tranquila con tu nueva novia, podría darle un par de consejos, aunque parece que se tiene bastante creído que te conoce.
    --- Porque me conoce María, más de lo que tu llegaste a conocerme. Es que ni siquiera te reconozco, ¿fuiste siempre así? Sabes que, no me contestes--- le dijo sin dejarla hablar de nuevo--- te quise mucho y siempre serás un bonito recuerdo, así que prefiero no estropearlo más. Espero que todo te vaya bien --- Sin darle oportunidad de contestarle Andrés cruzó la calle y llegó a donde Vilma y Miguel seguían hablando.
    --- ¿Qué narices quiere esa pesada?--- preguntó Miguel.
    --- Nada que realmente importe--- le contestó Andrés señalando el portal con la cabeza para hacer que se fuese, Miguel asintió y le dio las llaves del coche antes de irse.
    --- Está ya todo, bueno...ya me entiendes. Chao Vilma --- Ella le contestó un adiós que casi no se escuchó y siguió mirando el suelo.
    --- Vilma--- ella hizo como si no lo hubiese oído y no levantó la cabeza, Andrés suspiró, apoyó la carpeta en el techo del coche y se puso delante de ella, cogió su barbilla con una mano y la obligó a mirarlo, vio que sus ojos estaban húmedos y se le vino el mundo encima.
    --- Escúchame, todo lo que María te haya dicho olvídalo ¿vale? Ella no es la persona de la que me enamoré, o yo no soy el hombre del que ella se enamoró, tanto da, lo importante es que esa conversación no significa nada.
    --- Sí que significa--- contestó Vilma tragándose las lágrimas--- ella tiene razón; si llevabais tres años juntos y tu decidiste no entrar al seminario lo lógico es que hubieses vuelto con ella, la querías a ella, ella y yo no tenemos nada que ver.
    --- Sí, la quería, antes; si con ella no fui capaz de salvar lo que teníamos es que no la quería lo suficiente, y desde luego se que no la quise como te quiero. A ella la dejé antes de decidir entrar al seminario y tú eres la razón por la cúal no entré, porque a la vez que te conocí, descubrí lo que realmente quería, así que definitivamente no teneis nada que ver. Tu me entiendes, tu me llenas, contigo quiero pasar el resto de mi vida, a la persona que acaba de pararnos preferiría no volver a verla nunca.
    --- ¿Y el regalo? Entiéndeme, me gusta, es un detalle bonito, ni siquiera me hacía falta. Pero es lo mismo que le hiciste a ella, eso tiene que decir algo.
    --- Dice que soy la peor persona del mundo buscando excusas--- le dijo extendiendo un brazo por encima de ella y cogiendo la carpeta, Vilma lo miró sin entender que quería decirle--- mira al final.
    Vilma pasó los separadores sin saber muy bien que buscaba y encontró un sobre al final, lo cogió y le pasó a él la carpeta que volvió a apartarla, leyó el sobre que decía "Te amo, no se me ocurre nada mejor ni más cierto que poner, feliz aniversario", le costó abrir el sobre porque las manos le temblaban y se encontró con dos entradas, el concierto de Muse en Barcelona.
    --- Pero ¿cómo? Si se agotaron en marzo ¿qué?--- preguntó confundida.
    --- Sí, y cuando fui a comprarlas contigo y ya estaban agotadas ya había ido antes a por estas dos; a mi favor he de decir que no se me ocurrió que nos fuesemos a encontrar con mi ex-novia en mitad de la calle y que quería distraerte, pero eso no te quita el mal rato que has pasado--- le dijo pasando una mano por su cabeza, y sujetando su mechón rebelde tras la oreja como siempre hacía--- Pero para intentar compensártelo te diré que en el coche están ya tu bolsa y la mía y Bea me dijo que no te preocupases, que lo que te hacía falta también va ahí dentro, supongo que hablaba de mi regalo---le dijo con una sonrisa--- aunque no me hace falta nada, porque yo ya tengo todo lo que quiero, y ni María, ni Estrella....
    --- Estela--- lo interrumpió Vilma sonriendo a la vez que las lágrimas corrían por sus mejillas.
    --- Como se llame, me da igual--- continuó Andrés--- ni ellas ni nadie van a conseguir que cambie de parecer, ¿sabes cuantas posibilidades hay de encontrar a la mujer de tu vida en la cola de concierto donde hay miles de personas? Muy pocas, y no voy a desaprovechar la suerte que me dio la vida el día que te conocí, ¿te acuerdas? Cariño si conseguí no llegar tarde no voy a ser tan tonto como para irme--- le dijo sonriéndole y limpiándole las lágrimas con sus pulgares.
    --- Yo si que tengo suerte de tenerte--- dijo Vilma antes de besarlo, a diferencia del primer beso que habían compartido esa tarde este fue calmado y dulce, no tenían prisa, poco a poco el beso se fue haciendo más profundo pero sin abandonar la dulzura del primer momento, se separaron un segundo y Andrés le dijo casi sin despegar sus labios:
    --- Te quiero.
    --- Te quiero---respondió ella, en ese momento la voz de Miguel se escuchó resonar en la calle:
    --- ¡Oiiiiiii que bonito! ¿Os pongo la banda sonora otra vez par de moñas?--- la pareja levantó la cabeza y se encontró a Miguel, Carlos y Paola en la ventana:
    --- Miguel ¿no tienes algo mejor que hacer? Por ejemplo buscarte novia--- gritó Vilma en respuesta riéndose.
    --- ¿Para qué? Si vosotros cuatro ya estoy inundado en romanticismo y ñoñerías varias.
    --- Eso es envidia--- volvió a hablar Vilma.
    --- ¿Envidia? De mis dos hermanos pequeños...anda y no digas tonterías.
    --- Envidia todo---volvió a hablar Vilma--- pero tranquilo, que entre Paola y yo te buscamos una novia decente, y que te aguante.
    --- Eso va a ser lo complicado--- dijo Paola desde la ventana.
    --- ¿No estabais haciendo un trabajo con otros tres? Pues iros--- dijo Miguel empujándolos.
    --- Tienen razón ellas, es envidia--- les dió la razón Carlos, se enzararon en una discusión que Andrés observaba divertido, se había colocado detrás de Vilma y había rodeado su cintura con sus brazos:
    --- Yo no quiero molestar, pero nosotros tenemos que irnos--- se despidieron unos de otros y cuando ya estaban subiendo al coche Miguel les gritó de nuevo:
    --- Ehh ¿y si alguna ex-novia viene a preguntar por ti que le digo?
    --- Que me fui a Nepal--- le contestó Andrés antes de cerrar la puerta, Vilma se echó a reir en el asiento del copiloto:
    --- ¿Luego podemos parar a coger algo de comer? Porque no comí mucho en la facultad y tengo hambre.
    --- Podemos, pero mira atrás, creo que vamos servidos hasta la cena --- Vilma giró en el asiento y vio que detrás había unas cuantas bolsas con comida.
    --- ¿Lo tienes todo preparado eh?--- mientras hablaba abrió su propia bolsa y comprobó que Bea había metido allí el regalo de Andrés; miró en la primera bolsa, sacó un paquete de galletas y sonrió--- ¿Oreo?--- preguntó volviendo a sentarse bien--- ¿cómo podías acordarte?
    --- Pensé que lo mínimo era que reviviesemos el día tal cúal ¿no?--- le contestó cogiendo una de sus manos para darle un beso sin apartar los ojos de la carretera.
    --- ¿Eso quiere decir que tengo que discutir con un tío que me saque dos cabezas antes de entrar?
    --- Entre otras cosas.
    --- ¿Entre otras cosas? ¿Andrés que tienes pensado? Y lo más importante ¿vamos a volver vivos?--- Él se echó a reír antes de contestarle:
    --- ¿Confías en mi?
    --- Para mi desgracia--- murmuró ella comiendo una galleta.
    --- Oye--- protestó--- en serio, ¿confías en mi?
    --- Desde el primer momento en que te atreviste a poner tus manos sobre mi en aquel concierto.
    --- Pues entonces ya lo irás averiguando--- justo en ese momento el semáforo se puso en rojo y él se giró para besarla, ella se acercó y en el último momento le metió una galleta a presión en la boca.
    --- Esta me la pagas--- le dijo después de tragar--- reza para que no se ponga alguien alto delante de ti, porque sino no vas a conseguir ver.
    --- No serás capaz, que además no creo que rezar me ayude, le robé a uno de sus hombres--- dijo Vilma señalando al cielo con un dedo.
    --- Pues a ver como te apañas, conmigo desde luego no cuentes.
    --- ¿Tengo que recordarte mi asombrosa capacidad de patear culos en conciertos?
    --- Conmigo no puedes--- le contestó él sacándole la lengua, gesto que se le había pegado de ella.
    --- Vaya si puedo...tengo métodos más eficientes que patearte el culo para poder contigo.
    --- ¿Te lo tienes muy creído no?--- le preguntó riendo.
    --- Se siente---contestó ella empezando otra galleta--- no haberme hecho ver tan bien lo enamorado que estás de mi.
    |


  2. 2 comentarios:

    1. Magik dijo...

      Bueno, que sepas que A) me has entretenido en el curro (instalar programas y sistemas operativos es un rollo, mucho esperar -.- xD) y B) que nada más llegar a casa he ido corriendo a leer el epílogo porque el fic me ha encantado ^-^

      En cuanto saque algo de tiempo, leo el resto de vuestros fics.

      PD: Me ha quedado un comentario súper soso, I know, pero mi cerebro ahora mismo no da para más, xD.

    2. Débora dijo...

      Muchísimas gracias!! Y nada de soso, te agradezco un montón que te hayas molestado en comentar ^^
      Me alegro de haberte entretenido ;)

    Publicar un comentario